Por qué jugar a la Ruleta

Si juegas de la forma correcta, es un entretenimiento barato. Si lo haces mal, como suele hacer la mayoría de la gente, es caro y, a la larga, no demasiado entretenido. ¿Quién piensa que perder su dinero, que tanto cuesta ganar, es una buena forma de pasar el tiempo?

Cuando se practica de manera responsable, el juego de azar, como ruleta online, es tan válido como cualquier otra forma de entretenimiento. Y en muchos casos, puede ser incluso más barato. La pérdida media que se puede alcanzar en algunos juegos de casino, utilizando la estrategia adecuada, no es superior a 8-10 € por hora (y siempre hay la posibilidad de ganar algo de dinero). 8-10 € por hora es mucho más barato que otras opciones de ocio, y, además el juego de azar es muy emocionante.

Siempre que la cantidad que arriesgues no sea superior a lo que te gastarías razonablemente en cualquier otra diversión, entonces podrás considerar el juego como otro tipo de entretenimiento.

Veamos a continuación más ampliamente las ventajas de jugar en los casinos en línea.

Razones para apostar online

Con la existencia de internet un nuevo universo se ha abierto ante nosotros y cada vez son más los trámites que se realizan a través de la web, simplificando los procedimientos. En el caso de los portales de juego online uno de los principales beneficios radica en la comodidad; ya no es necesario moverse de casa y unos pocos clics son suficientes para jugar por diversión o apostar con dinero real en el juego (o competición) que deseemos.

Apuesta a tus deportes favoritos online desde tu PC o teléfono móvil

Concretamente en deportes podremos realizar nuestras predicciones hasta segundos antes de que comience el evento e incluso durante el desarrollo del mismo.

Dicho trámite no podría ser posible o sería muy dificultoso en una casa de apuestas tradicional.

Si atendemos a la variedad, cantidad de pruebas y los mercados disponibles, tal pluralidad sólo puede ser ofertada por una plataforma en línea.

Precisamente en aras a la diversidad, me vienen a la cabeza las máquinas tragaperras. ¿Conoces algún casino físico donde te ofrezcan cientos y cientos de títulos entre los que elegir? Yo no. Sin embargo, cualquier operador te facilitará un gran surtido en su sitio web para que nunca se acabe la diversión.

Por otro lado, si nos fijamos a los Casinos en Vivo, con sus retransmisiones en directo y la posibilidad de interactuar vía chat con el crupier, es cierto que nos hacen vivir toda la adrenalina de un casino clásico. ¡Es casi tan real como estar allí! De nuevo, sin movernos del sofá.

Una de las ventajas de

El tema del dinero tampoco puede pasarnos desapercibido.

Ya que cuando apostamos a través de los portales en línea, por lo general tenemos un bankroll (o depósito) que nos respalda. De manera que, normalmente, ya tendremos disponible el dinero sin necesidad de desembolsar efectivo al momento.

Además, los eventos Live desde diferentes partes del mundo y la posibilidad de presenciarlos desde el ordenador de forma gratuita también pueden considerarse como otra ventaja añadida de las plataformas online. Y en última instancia, ante un gran catálogo de entretenimiento a la carta, poder ganar premios y sobre todo pasar un buen rato de diversión. Para disfrutar de lo lindo, puedes probar también el póquer y video poker online.

5 consejos simples que te acercarán al éxito en tus apuestas online:

  1. Piensa con la cabeza
  2. Investiga e infórmate
  3. No apuestes en juegos ni mercados desconocidos
  4. Estableces límites (de gasto y de ganancias)
  5. Aprovecha los bonos

¿Cuánto debo jugarme?

Lo más importante en el juego es decidir previamente cuánto estás dispuesto a perder. No pienses que te quedará dinero cuando termines, porque nunca podrás estar seguro de eso. Calcula un presupuesto de cuánto estás dispuesto a perder y llévate ese dinero al casino; si lo pierdes todo, deja de jugar.

¿Por qué juega la gente?

Los estudios realizados muestran que los hombres juegan por el “subidón” de adrenalina o para reafirmar su masculinidad, mientras que para las mujeres es una oportunidad de participar en una fantasía, o para establecer relaciones sociales.

Y, por supuesto, algunas personas juegan porque padecen una adicción compulsiva al juego difícil de controlar (ludopatía). Pero hay buenas noticias: está demostrado que es posible conseguir que los jugadores compulsivos puedan recuperarse de su adicción.