Labouchère

El sistema Labouchère, también llamado sistema de cancelación o martingala dividida, es una estrategia de apuestas en progresión, como la Martingala; pero no requiere que el jugador arriesgue el presupuesto tan rápidamente con apuestas dobles radicales.

El que utiliza esta estrategia decide cuánto dinero desea ganar antes de jugar, y anota una lista de números positivos que suman la cantidad predeterminada. En cada apuesta, el jugador se juega una cantidad igual a la suma del primer y el último número de la lista. Si queda sólo un número, ése es la cantidad de la apuesta.

Si la apuesta sale bien, las dos cantidades se borran de la lista; si no, la cantidad se apunta al final de la lista.

El proceso continúa hasta que la lista ha sido tachada completamente (en este punto, la cantidad de dinero deseada se ha ganado), o hasta que el jugador se queda sin dinero y ya no puede seguir apostando.

La teoría que subyace en esta estrategia indica que, como el jugador está cruzando dos números de la lista (ganancia) por cada número añadido (pérdida), sólo necesita una probabilidad mayor del 33,33% para ser capaz de completar la lista y ganar la cantidad deseada.

En la ruleta europea, las probabilidades de ganar en las apuestas pares son de un 48,65% (18/37).

El fallo más importante de este sistema es el presupuesto, ya que asume automáticaente que el jugador dispone de dinero ilimitado para cubrir los períodos de pérdidas; a medida que el jugador empieza a perder, la necesidad de recuperarse aumenta rápidamente.

Ejemplo

En este caso, un jugador quiere ganar 100 y ha escogido los siguientes números:
20 10 10 20 20 10 10.

Si el jugador pierde 4 veces seguidas, la lista quedará como sigue: 20 10 10 20 10 10 10 30 50 70 90; habrá perdido 240 (30+50+70+90),y tendrá que apostar 110 en la siguiente apuesta.

Aunque la cantidad no aumenta tan rápidamente como con el sistema de la martingala, todavía existe una posibilidad real de alcanzar los límites de la mesa, o también puedes quedarte sin dinero. Si alcanzas los límites de la mesa, puedes coger el siguiente número que debería apostarse, dividirlo por dos y simplemente añadirlo a la lista dos veces. El problema de esta opción es que, cada vez que un jugador adopta este juego, aumentará de manera infinitesimal el porcentaje de tiradas que debe ganar para completar el sistema, porque añadirá la misma cantidad de números al perder y los tachará al ganar.